CON LA BENDICIÓN DE FRANCISCO. Rafael Gómez Martínez

21.03.2017

Rafael Gómez Martínez

Todo lo anterior, contará ahora con la bendición del Papa Francisco quien se revela como un mensajero celestial para acolitar a la destrucción de Colombia 

Según Granados: JMS es el hombre de las mil máscaras mezclado con una historia de traición no solamente hacia AUV, sino a Colombia entera. Granados construyó un perfil psicológico de JMS donde lo tilda de sociópata: JMS, es una persona que se muestra encantador, carismático, con una personalidad magnética que genera atención y admiración. Puede contar historias que cautivan o historias que pueden parecer extravagantes para darlas como ciertas. Rechaza y subestima los argumentos de los demás. Arremete contra los demás. Puede hacer cosas bizarras. Sin ser un criminal, JMS es un artista del engaño. Nunca se disculpa, siempre engaña, siempre amenaza, siempre lastima. JMS es un mentiroso sociópata compulsivo (Granados L. El hombre de las mil máscaras, 2016, editora Bacatá).

Teniendo en cuenta lo anterior, veamos las caras del monstruo que se devela ante nuestros ojos.

Los actos de traición a la patria dentro de los cuales se encuentra el hacerse elegir en el 2010 a nombre de AUV para luego clavarle el puñal por la espalda, como diría LCR, desde el primer día de su elección nombrando a todos los opositores del gobierno de AUV, comenzando por Germán Vargas como Ministro del Interior y de Justicia. Tiene el descaro, por lo demás, el señor JMS de montar una cortina de humo con la campaña del 2010 cuando fue elegido por el Partido de la U, cuando el Partido de la U era de Uribe.

Desde su pasantía por el Mindefensa los colombianos debimos estar atentos a su capacidad de traición. En el Mindefensa, de la ayuda del oscuro Sergio Jaramillo, se inventó el cuento de los falsos positivos. El término falso positivo se da cuando un correo electrónico no logra dirigirse a su destino, contiene un virus, o rebota en la dirección enviada, entonces aparece un falso positivo. Esa, fue la maravilla que se inventó Sergio Jaramillo para destituir a los 28 oficiales de las FF.MM más relevantes que lograron poner en jaque, como diría el mismo JMS, a las Farc en el terreno de combate. En esa desgracia también cayó el general Mejía, familiar del mono Mejía. El caso de Mejía es más relevante que los anteriores teniendo en cuenta que él fue quien infiltró el esquema de seguridad de Tirofijo.

Los actos de traición a la patria se catapultaron con la entrega del país a las Farc donde nunca más las FF.MM podrán ingresar a esos territorios ahora vigilados por Farc con la anuencia del oscuro Jaramillo. Donde nunca vimos la entrega o dejación de armas. Donde las mismas Farc son quienes están nombrando a los nuevos magistrados de la JEP y el Partido Conservador del senador Andrade, ahí. Tremendo. Iván Márquez sostiene que queremos ser como Venezuela, porque Venezuela es un ejemplo a seguir con el apoyo editorial de El Tiempo. Ni hablar de la entrega pacífica del mar territorial de San Andrés a Nicaragua. Ojo: vienen por más y la canciller salomónica Holguín, bien gracias.

La segunda máscara de la Hidra corresponde a la corrupción que afloró a partir del 2014. Caprecom, Saludcoop, Isagen, Reficar, Odebrecht y eso que veníamos de los U$ 12 millones de J.J Rondón en la primera campaña del 2010. Ya, nadie se acuerda de ello. Siempre, en todos los casos de corrupción, JMS acusó al gobierno anterior de AUV, su mentor, de ser el culpable. Nunca asumió su responsabilidad. Siempre dijo que se buscarían a los responsables para lo cual creó un sinfín de comisiones como la de la Policía Nacional donde incluyó a un contratista de la misma.

La tercera máscara corresponde a la paz, prosperidad y educación después de vendernos un país Justo, Moderno y Seguro (JMS). Los sociópatas son ególatras. ¿Ustedes sabían que en 6 años de gobierno de JMS entre vigencias futuras, deuda y déficit fiscal el ministro Cárdenas se ha gastado más de $500 billones para sostener al régimen? El derrumbe económico será de tal magnitud que ni el mismo doctor J se podrá imaginar.

Todo lo anterior, contará ahora con la bendición del Papa Francisco quien se revela como un mensajero celestial para acolitar a la destrucción de Colombia. Su sola visita le costará a los colombianos más de U$ 50 millones. Igual que más da, si Germán Vargas se gastó en su despedida más de $ 120 millones en dos horas, gastarse U$ 50 millones en la visita de Francisco a quien solo le falta besarle los pies a los regímenes comunistas será un juego de niños.

Puntilla: ¿Por qué el Ejército utiliza uniforme camuflado de desierto los jueves si estamos en época de paz? Fácil, son 400.000 uniformes. ¿Será verdad que Adidas piensa demandar al Ejército por plagio en la compra de unas sudaderas? Fácil, son 400.000 unidades...

Fuente: www.losirreverentes.com