EL 1 DE ABRIL, TODOS A LA CALLE!. Francisco Tamayo Collins

31.03.2017

¡El 1 de abril, todos a la calle! Porque no queremos que nuestro país termine siendo una segunda Venezuela, hundida en el hoyo negro del comunismo y el narcotráfico de estado, sin Dios ni Ley. Eso jamás. 

Francisco Tamayo Collins

La marcha será un espectáculo de protesta ciudadana pacífica, y será un éxito gracias a los hijos de nuestra Colombia, cansados del estado actual de las cosas en nuestro país. Nos vamos a encontrar, para compartir recorrido en las diferentes ciudades con millones de compatriotas:

Los que han sido víctimas de paseos hospitalarios, fruto de una actitud corrupta que atenta contra la vida de los pacientes y le da una cachetada al futuro en cada hospital de Colombia, quebrado por los ladrones que han saqueado sus arcas...

Quienes han sido asfixiados por impuestos que no corresponden a la realidad que nos ofrece un gobierno que lo único que ha hecho es fomentar los sobrecostos y desestimular la ética ciudadana...

Las personas humildes que han sido atracadas en medio de la vida pública, indefensas, a merced de unos delincuentes que se pavonean tranquilos, porque no respetan la autoridad, se burlan de ella y celebran el caos moral en el que nos han metido a los colombianos desde que Juan Manuel asumió la presidencia de la República...

Los ciudadanos que expresamos nuestro rechazo a lo pactado en La Habana entre el gobierno de Santos y las Farc, y dijimos "No" el 2 de octubre en un voto que refleja nuestro amor a la paz de valores y no a la farsa mediática que terminará en la más absurda guerra de nuestra historia, si el Nobel sigue empeñado en embutirnos ese esperpento de mecanismos jurídicos en beneficio del narco-terrorismo.

La gente honesta que se rompe el lomo todos los días, y no ofrece comisiones por su trabajo a nadie, ni busca ser parte de triangulaciones financieras, intoxicadas, sucias, donde las ganancias se esfuman en medio de una repartija de coimas.

¡El 1 de abril, todos a la calle! Porque no queremos que nuestro país termine siendo una segunda Venezuela, hundida en el hoyo negro del comunismo y el narcotráfico de estado, sin Dios ni Ley. Eso jamás.

Que quede bien claro: no estamos de acuerdo con la forma como están tratando a nuestros militares y policías, quienes no pueden ser juzgados de la misma manera que burdos narcoterroristas, bajo ninguna circunstancia. Al parecer, a este gobierno se le olvidó que la fuerza pública cuenta con una justicia propia que puede aplicarse con todo el rigor, preservando de este modo el estado de derecho y la dignidad de quienes protegen las instituciones.

¡El 1 de abril, todos a la calle! Porque nadie diferente a nosotros mismos, va a salvar a Colombia de su ruina, a manos de los monstruos de las Farc y sus aliados (Sí, Timochenko, sus actos son monstruosos, así lo quieran negar con cínico descaro. ¿O ya se les olvidó el dolor y la muerte que han causado desde 1964?).

¡Despertemos! Colombia necesita dar un giro de 180 grados, donde el ejemplo y la decencia sean los que imperen y no esta porquería en la cual nos estamos revolcando desde que la corrupción rebasó todos los límites posibles, y en ese aciago agosto de 2010 se descubrió "el nuevo mejor amigo".

Nos vemos en los diferentes lugares de encuentro para dar inicio a esta gran marcha, unidos, como nación que reconoce el esfuerzo de millones de personas que aman la Libertad, y claman por una paz que protege la propiedad privada, reconoce la dignidad de las personas y no expropia ni atropella a la gente, porque huye del autoritarismo.

Con todo respeto: El país que no existe para Santos, ese que marca el 74% de desaprobación para este funesto gobierno en las encuestas, es el que se va a hacer sentir, y como sucedió el 2 de octubre, Dios permita un clima propicio para llevar a cabo esta justa jornada de protesta ciudadana.

Defendamos nuestro presente, protejamos nuestro futuro. #QueSantosSeEntere

@tamayocollins

Fuente: www.losirreverentes.com