FEMINISMO Y NUEVO ORDEN MUNDIAL. Roberto Zamit

30.01.2017

Le suenan al lector epítetos y conceptos tales como: Machista, Misógino, Patriarcado, Construcción cultural, Todos somos iguales, Multiculturalismo (W.Lippmann), etc., ¿verdad? Bien, en ese caso le invito a leer lo siguiente y comparar: 

Feminismo y Nuevo Orden Mundial

Un rompecabezas tenebroso

Roberto Zamit


Introducción

Quien haya leído algunas de mis obras anteriores habrá visto que el tema feminismo siempre tiene un espacio propio, o como complemento del desarrollo general. Esta vez, sin embargo, por el papel que cumple en cuanto lo ideológico y por entender, con preocupación, que nadie (intelectuales) desea o se atreve a "sacar los pies del plato", menos aún la generalidad de los medios, aparte de una cierta recopilación de aquellos datos y consideraciones de que en su momento diera cuenta agrego lo que aún falta por decir, algo que también incluye mis últimas experiencias en el campo feminista.

Dedico este espacio, entonces, a exponer la otra cara de este movimiento político que, según la creencia pública y lo que se afirma, continúa luchando por los derechos de la mujer.

Por último y como se verá, la relación entre feminismo moderno, gobierno global y parte del judaísmo más aberrante es algo tan intenso que no se puede pasar por alto. Lamento si a alguien molesta mi sinceridad, pero la realidad de lo sucedido y lo que sucede es algo que no puedo ni quiero pasar por alto.

Intelectual orgánico - Intelectual que trabaja -a sueldo o por convicción- en favor de un grupo político o de un sistema político-económico y social al que pertenece (periodistas, profesores, maestros, locutores o columnistas de radio, ideólogos, etc.). Su labor consiste en modelar la mente pública en favor de aquellos intereses que representa.

Feminismo (definición de Internet) - "Del latín femĭna ("mujer"), el feminismo es la doctrina social favorable a la mujer. Se trata de un movimiento que exige que hombres y mujeres tengan los mismos derechos: por lo tanto, concede al género femenino capacidades antes reservadas solo a los hombres."

Véase que, en esta definición, se descuenta que el movimiento por los derechos de la mujer y el feminismo actual son la misma cosa. ¿Será así?

DESARROLLO

Si bien en siglos anteriores aparecieron algunas voces femeninas cultas, voces que

abogaban por que la mujer tuviera los mismos derechos que el varón, no podemos situar el inicio de un movimiento tal sino hasta mediados del siglo XIX, momento en que se realizó la convención que tuvo lugar en EE.UU. (Séneca Falls, Nueva York - 1848).

Pronto siguieron otros mítines, convenciones y encuentros que fueron dando forma al movimiento hasta que, a comienzos del siglo XX (1920 aprox.), interesó a los hombres poderosos de aquel país.

Fue cuando todo comenzaría a cambiar.

Ciertamente no sería un cambio brutal sino progresivo, pero aquello que con toda justicia luchaba por equiparar derechos entre el hombre y la mujer acabaría transformándose en lo que hoy se conoce como feminismo...que no es lo mismo.

Aunque también y en el mismo año de 1848 ocurrió algo similar en Irán, me concentro en los EE.UU. porque desde allí se desarrolló el "feminismo" actual (neo feminismo, como parte del Discurso Oficial de la Modernidad).

¿Pero a quiénes me refiero cuando digo "los hombres poderosos de aquel país"? ¿Acaso eran presidentes, militares, gobernadores? No, eran los agentes económicos más influyentes del momento, representados hoy por sus hijos y familiares más próximos.

Trata sobre los Rockefeller, los Morgan, los Warburg y los Rothschild, principalmente, siendo los Morgan testaferro de éstos últimos en razón de que la legislación de aquel entonces impedía a la banca extranjera intervenir en el país.

Al punto debo señalar que los Rothschild son originalmente judíos europeos y los más ricos del mundo (aunque no aparezcan en "Forbes"), y que los Rockefeller, también judíos, eran sus parientes por línea materna.

Estos últimos comenzaron a amasar su fortuna en el país durante el siglo XIX, y terminarían asociándose con los Morgan (de origen galés) dando fin a conflictos propios de la competencia que se había desatado entre ellos (petróleo y energía eléctrica, fundamentalmente).

La alianza daría sus frutos, tanto como para lograr que, en el 1900, el republicano Willam McKinley, un hombre elegido por ellos y naturalmente favorable a sus intereses, fuera reelecto presidente de los EE.UU. (fomentó el pluralismo étnico, la actividad mercantil y los impuestos a productos extranjeros. También mandó invadir Pilipinas en donde mató a un millón de civiles, anexó Hawai, etc. Indudablemente, un individuo del gusto de los banqueros).

Mckinley murió en 1901 baleado por el anarquista de ascendencia polaca, Leon Czolgosz quien, 8 días después, antes de ser electrocutado declaró: "...lo maté porque era un enemigo de la gente buena, los buenos trabajadores", lamentando no haberse podido despedir de su padre.

Al momento, la fortuna conjunta que manejaban los Rockefeller y los Morgan superaba con creces el presupuesto nacional de EE.UU. y, para tener una idea del poderío de ambos, en 1907 generaron una corrida bancaria conocida como "el pánico de 1907" que, pocos años después, lograría que Woodrow Wilson, a la sazón presidente del país y gran traidor del pueblo norteamericano, pusiera su firma para que, en diciembre 23 de 1913, entre gallos y medias noches, cuando la mayoría de los gobernadores y representantes políticos había vuelto a sus casas para festejar las fiestas navideñas, se aprobara la creación de la Reserva Federal de Estados Unidos, un banco privado que, de ahí en más, controlaría buena parte del hacer político, económico, cultural y social del país.

Era el comienzo del fin de la República.

Puede decirse que la Modernidad comenzó en ese instante.

Los banqueros Rothschild ya se habían adueñado de las agencias de noticias más importantes del mundo y, en poco tiempo más, sus asociados se harían con los medios de prensa de mayor influencia en el país.

En conjunto, directa o indirectamente, para finales de la década de 1970 poseían ya el 75% de la prensa oral, escrita y televisiva importante, y para 1980 se hicieron dueños de Hollywood.

E. Bernays, a quien nombro más adelante, fue quien les hizo ver la importancia de los medios de comunicación masiva en la construcción de consenso público y de una sociedad de consumo; instrumentos con los que poder manipular la mente pública.

Entre otros escribió: "La voz de las gentes expresa la mente de las gentes, y esa mente está hecha para ellos por un grupo de líderes (políticos, artistas populares, periodistas, intelectuales, conductores de programas radiales y televisivos, profesores, maestros, etc.)...y por esas personas que entienden la manipulación de la opinión pública (sicólogos, antropólogos, sociólogos). Si nosotros comprendemos el mecanismo y los motivos de la mente grupal, ¿no sería posible controlar y regimentar a las masas de acuerdo a nuestra voluntad y sin que lo sepan?"

-------

Como al momento es muy importante tener presente con qué bueyes estamos arando, baste agregar que Rockefeller, por su cuenta y en contra de la voluntad del gobierno estadounidense, disponía de recursos como para financiar a Rusia en su guerra contra Japón (1904), cosa que hizo.

El haber perdido la contienda influyó grandemente en el espíritu de la población rusa y fue fundamental para que, pocos años después, en 1917, triunfara la revolución bolchevique (comunismo soviético).

Por su parte, los Rothschild venían financiando (entre otros) al movimiento sionista desde poco después de su fundación, y arreglaron con Inglaterra (Declaración Balfour - 1917) la futura cesión de su -ya de facto- protectorado en Palestina para que los judíos europeos se instalaran allí y formaran un Estado (no para los judíos sino de judíos, algo que ocurrió por decisión de la ONU en 1947). Fueron los Rockefeller y los Rothschild quienes influyeron para la creación de la ONU.

Sionismo - Movimiento político judío formalizado en 1897 (Suiza).

Esto sucedió durante la Primera Guerra Mundial, y el trato fue a cambio de que los Rothschild consiguieran que los EE.UU. entraran en la contienda (Inglaterra, en bancarrota, estaba a punto de sucumbir).

En 1915, el hundimiento del barco de pasajeros Lusitania haría su trabajo; fue la excusa perfecta para intervenir.

Alemania entonces, sobrepasada económica y militarmente, perdería la guerra.

Fuera cierto o no, a los alemanes se les hizo creer que el barco transportaba armamento para Inglaterra, y aunque intentaron advertir a los promisorios pasajeros de que no hicieran el viaje porque pensaban hundir el navío, solo un pequeño periódico del oeste publicó la nota (si la gente no viajaba y moría, el truco para involucrar a EE.UU. en la guerra no daría resultado). Todos los demás diarios censuraron el aviso.

Ya al frente de la Reserva Federal, los mismos agentes económicos producirían "La Gran Depresión" que, si bien se inició en 1929 y oficialmente finalizó en 1932, sus efectos devastadores sobre la economía mundial se prolongaron por los años treinta y cuarenta y en parte parieron, no solo el advenimiento de Adolf Hitler, en Alemania, sino la Segunda Guerra Mundial.

Al igual que en 1907 y 1929 (y otras veces durante el siglo XIX), la crisis financiera de 2007 fue orquestada por ellos y sus socios y preparada desde los años ochenta cuando, con toda intención, el expresidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, abolió la ley que no permitía a los bancos comerciales y de depósitos ser, también, bancos de inversión (ley Glass-Steagall/1933, F. D. Roosevelt).

-------

En sí, la persecución a los judíos sería fundamental para que estos decidieran (no querían) instalarse en Palestina, siendo que el sionismo apoyó a Hitler por muchos años y hasta atentó contra comunidades judías en Turquía y otras zonas de Medio Oriente para forzar la emigración. Parientes también de los Rothschild y embarcados en la cruzada del sionismo para fundar el estado de Israel, capitales judíos y gentiles apoyaron el ascenso de Hitler. Unos le veían como un freno al comunismo soviético, y otros como alguien que ayudaría a forzar la emigración de judíos a Palestina.

Para ilustrar un poco más este cuadro de los poderosos e infames quiero agregar que, a comienzos del siglo XIX (1812), los Rothschild, en poder de las finanzas de Europa occidental, propusieron al Zar de Rusia la conformación de un gobierno mundial que Alejandro I rechazó, básicamente, por no confiar en ellos. Prometieron entonces vengarse de su familia (los Romanov) y, aunque aún hoy se discute la autoría, lo cierto es que toda la familia del Zar fue asesinada durante el período revolucionario, unos cien años después.

El abuelo de Lenin era judío, y prácticamente todos los que le siguieron desde Suiza y que fueran entrenados en los EE.UU. también. Asimismo, el jefe de lo que fue el gobierno provisional de la revolución (A. Kerenski) y aquellos que estaban al frente de los Comités obreros lo eran (murieron más de 20 millones de rusos). Esto sea dicho sin olvidar que Trosky también era judío y comunista, y que fue financiado y protegido en los EE.UU.

Revolución Bolchevique

En occidente se hablaba de una conspiración de judíos en contra de la sociedad cristiana (algo que hoy comparto) y, por esa misma razón, los pueblos eslavos (cristianos) de Europa Oriental se opusieron tanto como pudieron a la revolución (ver pueblos eslavos en internet). En particular, invito a leer las declaraciones del rabino Yosef Tzvi ben Porat sobre el rol de los judíos en la revolución rusa y en el mayor por qué de la persecución que sufrieron en la Alemania hitleriana.

Lenin, que paradójicamente recibió gran apoyo económico de la banca judía (ej: Jacob Schiff, del grupo inversor neoyorquino Kuhn, Loeb & Co.), y de la banca judía y gentil de Londres y Berlín (¡capitalistas!), les acusó de antisemitas, un concepto inventado por él pero que allanaba el camino para perseguirles (aún hoy se utiliza el término).

Info - Semitas se llama a todos los descendientes del patriarca bíblico Sem (lenguas semíticas), incluye Árabes, Amorritas, Acadios, fenicios, Hebreos, etc., esto es; no por ser antijudío o anti sionista, o por criticar al Estado de Israel, etc., se es antisemita).

Aunque por conveniencia política se lo haga, el término semita no tiene un sentido racial sino étnico, y fue propuesto por primera vez en 1781.

Acercándonos a nuestro tiempo

Como se sabe, a pesar de los años transcurridos, el proyecto de los Rothschild de formar un gobierno mundial continúa, y tanto la Comunidad Europea como la tal llamada "Globalización" han sido apenas el comienzo. El objetivo final es la desaparición de facto de las fronteras del mundo (nacionalismos), la desaparición de los partidos políticos como tales y de los sindicatos, el establecimiento de una moneda común y la homogeneización cultural (destrucción de la identidad de los pueblos).

Podría agregar mucho en torno a todo esto, cosas que mayormente han quedado guardadas en mis libros anteriores, creo, sin embargo, que en razón de un resumen que sirva de preludio al tema central, lo más importante ha sido dicho.

Descubre a los "Hacedores de la Modernidad" en torno a lo político, lo financiero, lo social y lo cultural, y a nivel mundial.

Repugna pensarlo, es cierto, pero hasta hoy la gente común, usted y yo, los "siervos" según Nick Rockefeller, no somos sino basura lista para reciclar o incinerar en aras de la construcción de un mundo a medida del poder financiero y sus egos; esto es, un mundo gobernado por banqueros judíos en el que ninguno de nosotros tendrá nada que decir ni podrá hacer nada para cambiar el estado de cosas (ver "Agenda 21" y "Agenda 2030" en la página de "infowars.com).

Tan comprometido está el sionismo en lo que ocurre (influencia), que en los últimos 30 años los gobernadores de la Reserva Federal han sido de esa extracción, y tres de los malignos y más importantes consultores y secretarios de Estado que pisan y pisaran la Casa Blanca por décadas también lo son: Henry Kissinger, Zbigniew Brzezinski y George Soros (expulsado de 22 países), especulador, creador de crisis económicas, fundador de las subversivas "Sociedades Abiertas" y apoyatura de más de 40 grupos feministas y "feminoides" así como de izquierda en EE.UU.).

Esto sea dicho sin tener en cuenta que, prácticamente, los sionistas dominan el Congreso de la Nación desde hace décadas y que, AIPAC, el lobby judío, presiona al resto de los legisladores para que voten según se desea, especialmente en lo tocante a política exterior.

Un dato poco conocido pero que no es menor: Antes de partir a territorio norteamericano, la dirigencia política judía indicaba a su gente -ya embebida en la prédica comunista- que, ni bien llegaran, se enlistaran en el Partido Demócrata (supuesta izquierda norteamericana).

Por este motivo me resulta sencillo pensar que quienes dirigían y dirigen ese partido político desde las sombras son los mismos banqueros de siempre. ¿Será que existe una conspiración en contra del Estado norteamericano, una conspiración destinada a desarrollar y utilizar las energías de ese país para dominar otras regiones del mundo?

No tengo margen para dudarlo, aunque esta vez no se trataría de una conspiración de la comunidad judía en su conjunto, sino una conspiración de judíos encumbrados, sionistas, anticristianos y supremacistas, a los que se suman emprendimientos cautivos y socios comerciales más otros líderes de la misma laya pero de menor envergadura (la idea de la Globalización y de establecer un gobierno mundial salió de EE.UU., no de Francia, Alemania, Suecia, etc.).

Es más, sin entrar en detalles, sépase que la Comunidad Europea y el Euro se formaron a instancias de agentes de los Rothschild, y la reciente intención de hacer un tratado (TTIP/2016) que una las dos economías surge con el gobierno del partido demócrata, algo que sería un enorme paso hacia la construcción de un gobierno mundial. Ya se ha hablado de una moneda común

Supremacistas judíos (definición de Internet) - El supremacismo judío es la creencia que afirma que el pueblo judío es superior a todos los pueblos y que debe tener el control en todos los órdenes. Se ha llegado a identificar con el judaísmo político nacionalista o sionismo. Deriva de la creencia religiosa que tiene sus fuentes tanto en la Torá como en el Talmud, de que el pueblo judío es el pueblo elegido de Dios y que todos los demás pueblos, que no son humanos ni tienen alma, fueron creados por Él para servir a los judíos.

Recomiendo informarse bien sobre el B´nai B´rith ("Hijos del pacto"), y sobre cuál es el pacto del que se jactan. Adelanto que trata sobre el más puro racismo.

El grueso de la comunidad judía es sionista (+ - 80%). También teme mucho a esa organización y, ya sea por callar o por aprobar su hacer, colabora con lo que esta lleva adelante (incluyendo adoctrinamiento en los centros de estudios de la comunidad judía en todo el mundo).

-------

Muchas personas importantes del hacer político y social saben sobre todo esto, ¿no le sorprende que ninguna de ellas hable al respecto? ¿Será políticamente incorrecto hacer tal? ¿Tienen miedo? ¿Los han comprado? ¿Sirven a nuestros intereses? ¿A quiénes sirven? ¿Sirven para algo?

El DESEMBARCO

Iniciado el control del Estado americano y poco antes de la Gran Depresión de 1929 sucedió algo que no es menor sino todo lo contrario.

En 1892 (originario de Austria), con un año de edad y, obviamente, de la mano de su familia, llega a Estados Unidos el anteriormente nombrado Edward Bernays, sobrino de Sigmund Freud por parte de su esposa.

Por motivos que desconozco y más allá de también ser judío y pro sionista, habiéndose graduado en agricultura (1912) y muy entusiasmado por lo comunicacional, unos años después entra en contacto con los Rockefeller y sus aliados.

Bernays traía nuevas ideas, ideas que iban a ser claves en el desarrollo de la sociedad occidental; el marketing profesionalizado (estrategia de ventas; mercadotecnia).

Habiendo entendido de qué se trataba, los más importantes hombres del país se solazaban de haberlo recibido, babeando de placer ante la promesa de que se lograría direccionar a gusto la conciencia pública y, así, crear un orden y una sociedad de consumo que les catapultaría poco menos que al espacio.

Aunque escribiría varios ensayos, su primer libro (1923) se tituló "Cristalizando la opinión pública", causando sensación entre la oligarquía reinante y los militares. Su libro más famoso, sin embargo, fue "Propaganda" (1928), al que años más tarde se sumaría "Relaciones públicas"(1945).

Tal fue el éxito de la prédica de Bernays que permanentemente le contrataban las mayores empresas y capitalistas del momento, en particular los Rockefeller, la United Fruit Company, la American Tobacco Company, Procter & Gamble, CBS, General Electric, Dodge Motors, etc., y hasta el propio Estado norteamericano le tuvo como asesor.

Hitler mismo conservaba sus dos primeras obras como libros de cabecera en la mesita de noche.

Hoy los poseen militares de alto rango de todo el mundo y, en estos años, sea en Latinoamérica o en Europa, preguntando a uno y otro me ha llamado muchísimo la atención que profesionales de las ciencias sociales e ideólogos de izquierda los desconozcan, también el hecho de que en las universidades no formen parte del material de estudio. Es, al menos, un hecho singularmente sospechoso de censura.

En sí sus libros tratan sobre el arte del engaño (como adelanté), recomendando la manipulación de la conciencia pública hasta como forma de gobernar, por lo que no solo refiere a generar deseos novedosos y necesidades que no son tales, sino también a crear consenso en torno a cuestiones de índole política y cultural (ingeniería social).

La prensa radial y escrita, cualquiera de ellas, y la industria fílmica en particular, jugarían el rol de transmisor de ideas, conceptos, deseos, preferencias, etc., y también habrían de instalar pautas culturales que funcionaran en beneficio de quienes, en verdad, eran los dueños del país (gustos, creencias, modas, modelos, etc.).

La Segunda Guerra Mundial retrasó un poco el grueso del proyecto, algo que el surgimiento de la televisión, la televisión color en particular, repararía con creces. El resto lo conocemos porque todos hemos bailado al son de todo tipo de propaganda, pensando que lo que ocurría se daba de forma natural (si ha de triunfar, la necesidad por excelencia de toda acción propagandística de fondo es que las personas no la perciban como tal).

LA TRANSFORMACIÓN

Para el tiempo en que "llegó" Bernays, la generalidad de la oligarquía estadounidense estaba aterrada de que la exitosa Revolución Bolchevique lograra expandirse en "su" territorio porque, aunque habían colaborado ampliamente con ella, la necesitaban como contraparte, como enemigo, no como ejemplo a seguir.

Huelgas, atentados, inmigración masiva, miseria, propaganda comunista y anarquista invadían las calles de muchos Estados, y se entendió que uno de los mayores problemas al que se enfrentaban era el rápido crecimiento de la población pobre.

Así las cosas, el movimiento por los derechos de la mujer, o feminismo original, se les antojó como algo de valor, algo que podía ser utilizado para, por lo menos, comenzar a hacer algo al respecto.

Fue entonces cuando, a través de una de sus fundaciones, Rockefeller intervino en su favor.

Lejos estaba la intención de favorecer a la mujer porque las personas, a las que estos súper ricos despectivamente consideran "solo gente", no les importan en lo más mínimo (reportaje a Aaron Russo sobre su encuentro con Nick Rockefeller en "infowars.com").

Sin embargo, publicitar y financiar al movimiento y como es obvio, aparte de engrandecerlo le otorgaba la potestad de promover ideas e introducir en su seno dirigentes que permitieran impulsarlo en la dirección deseada. El que paga manda.

Así, la prensa importante -que ya respondía a la oligarquía-, sumado todo a programas radiales, editoriales, folletines y libros complacientes dieron gran impulso al movimiento.

En medio del movimiento por la liberación de la mujer, idea de Bernays para inducirlas a fumar fue publicitar el cigarrillo como "Antorchas de libertad".

En un principio no se pudo incidir demasiado en la conciencia pública porque la miseria general desatada por el "Crack" de 1929, a lo que se sumaría el estallido de la guerra, imponía otras prioridades a las personas.

Hasta entonces apenas se pudo comenzar a trabajar sobre la idea de que las muchachas no se casaran a joven edad, algo que influiría enormemente en el número de hijos que tendrían durante el matrimonio. Además, si no tuvieran hijos a temprana edad se las podía insertar en el mundo laboral del afuera por más tiempo, lo que permitiría recaudar impuestos al otro 50% de la población al tiempo de reducir el salario masculino (ocurrió durante y después de los años de la guerra).

Como reingeniería social no era gran cosa, pero sí un camino cierto.

El feminismo moderno estaba a la vuelta de la esquina; y es que para 1947 (aprox.), el movimiento por los derechos de la mujer, ya sin fuerza por haber sido alcanzadas prácticamente todas las metas deseadas, debía reprogramarse para utilizar su potencial en pos de profundizar el cambio buscado. El cambio social real, el grande.

Así, aunque siempre hablando de los derechos de la mujer, el feminismo se transformaría en un movimiento en contra del varón y todo lo que representa. Contra el varón y la masculinidad, y contra todos los valores culturales que hacen fuerte a la sociedad; la conformación de una familia y la unidad familiar, en particular.

No pierda el lector de vista que, siguiendo los consejos de Bernays más las innovadoras ideas de un grupo político conocido como Escuela de Frankfurt (que expongo sobre el final de este artículo), más allá de toda ideología, la "movida" de financistas, corporaciones y socios comerciales coincidió en que resultaba provechoso acoger todo aquello que sirviese para destruir el seno social y así crear un desorden de tales proporciones que el capitalismo financiero e industrial pudiera progresar como nunca. Cosa que ocurrió.

Curioso - La Escuela de Frankfurt buscaba la destrucción de la sociedad burguesa y, pese a que lograría mucho al respecto, fue usada, o sea, no hizo más que colaborar ampliamente con la cruzada de destrucción social anhelada por el capitalismo financiero.

Por supuesto que los Rockefeller y sus aliados no tenían (ni tienen) preparación, tiempo o capacidad intelectual para promover por sí mismos un cambio tan radical en la sociedad, por lo que, aparte de lo ya mencionado, hubieron de recurrir a intelectuales y grupos de pensadores que se hicieran cargo de modelar la estrategia; expertos.

A esto grupos hoy se les conoce como usinas de pensamiento, o "Think Tanks" (en inglés) y, mayormente, están conformados por sicólogos-antropólogos, sicólogos-sociólogos, antropólogos y libres pensadores.

Los "Think Tanks" que son de público conocimiento, sin embargo, tratan sobre economía, mientras otros se ocupan de "inteligencia/información estratégica" (estos últimos analizan la posibilidad o conveniencia de comenzar o fomentar conflictos bélicos, y también estudian a movimientos rebeldes y revolucionarios en todas las zonas del planeta).

-------

Ya finalizada la Segunda Guerra mundial y con la prensa totalmente a favor, puede decirse que el neo feminismo comenzaba su acenso social sin demasiados inconvenientes, y hasta se promocionó a renombradas personas que, aun siendo europeos y ¡despreciables franceses!, resultaban muy considerados por la elite intelectual del momento (los ya cooptados agentes del cambio). Así, Jean Paul Sartre y su mujer, Simone de Beauvoir, pasaron al estrellato mediático.

Para entonces, los hacedores de la modernidad y quienes construían la línea ideológica que desparramaban sobre la población ya tenían muy claro que para construir una sociedad de consumo era necesario destruir la base social, por sobre todo la pareja y la familia, y que, para progresar, a nivel social el capitalismo necesitaba, como señalé, del mayor de los desórdenes.

"Destruya a la familia y destruirá la nación" (frase atribuida a Lenin), a lo que puede agregarse: Destruya el Estado y sobrevendrá la oligarquía más cruel.

También aparecieron voces muy festejadas (incluso hoy) diciendo que se debía ser amigo de los hijos, que no se los debía reprimir (Dr. Benjamin Spock) siendo que, por ser un igual, un amigo es incapaz de educar (no tiene autoridad). Así mismo se dijo (Jean Piaget, sicólogo clínico), y aún se enseña, que a partir de los tres años y medio basta hablarles para que ellos comprendan lo que sea, mostrando un absoluto desconocimiento (o desprecio) de la enorme carga inconsciente con que nacemos.

También Fritz Perls (judío) haría lo suyo contribuyendo a sembrar la confusión, el aislamiento y el egocentrismo por intermedio de su "Terapia Gestalt". Básicamente, esta promociona un estilo de vida cuyo centro es uno mismo y que solo considera el aquí y ahora, el sentir en vez de pensar, y uno de los supuestos es que la persona, habiéndose hartado de autosatisfacerse, se sensibilizará respecto de los demás.

De la teoría Gestalt se valieron los economistas (Escuela de Chicago) para desarrollar el cuento de que: cuando los ricos se hartaran de ganar dinero, cuando el vaso estuviera lleno, se produciría un "derrame" que favorecería a las clases medias y bajas. Falso, cuando el vaso está por derramar ellos ponen un recipiente para también recoger lo que desborda.

Para ese entonces y según sus propias palabras, enrolada por la C.I.A. y los Rockefeller para infiltrar movimientos contra-culturales (finales de 1950, universitarios y hippies), Gloria Steinem (judía también) acabaría siendo una de las voces principales y más escuchadas del neo feminismo. La revista que fundó con ayuda de sus benefactores se llamó Ms. Magazin.

En inglés "Ms." se utiliza para no hacer distinción entre señorita y señora (Miss y Mrs), ¡para no ofender!

¡NACEMOS CON EL CEREBRO VACÍO!

Aunque originaria del 1800 (J. J. Rousseau), a partir del 1900, aproximadamente, se había vuelto a filtrar la idea de que las personas nacemos ¡con el cerebro vacío!, algo espectacular en tanto ideología, porque permite afirmar que todo lo que somos como hombres y mujeres es producto de la educación y el entorno. En otras palabras, que según se nos eduque (y donde) podemos ser cualquier cosa.

Claro está, quizá de parte de Jean Paul Sartre no hubo mala fe sino desconocimiento de lo que hoy sabemos a nivel endocrino y sico-neurobiológico, pero sí hubo mala fe de parte de Simone de Beauvoir quien, más allá de su ignorancia, sentenció (entre otras cosas escandalosas) que los hombres deberían ser solo un 10% de la población, que todas las mujeres debían ser lesbianas y que los hijos que trajeran al mundo habían de serles retirados porque si ellas tuvieran la oportunidad, los criarían (a pesar de su trato sexual con lo masculino, a Beauvoir también la atraían muchachas bonitas y femeninas).

Para aquellas que gustaran de muchachas jóvenes y desalentadas del amor, confundidas o fáciles de confundir, el neo feminismo y sus espacios de reunión se irían convirtiendo en un promisorio "campo de caza". A ello se sumarían los refugios para mujeres maltratadas.

Respecto de esto último recomiendo leer a Lori Girschick en "Violencia sexual de mujer a mujer", trabajo que incluye violaciones entre mujeres (feminista, activista, lesbiana y profesora de sociología en los EE.UU.).

Tras la lectura de su libro, y por investigaciones propias hechas en Europa, me consta que no son tan pocas las muchachas que han sido golpeadas y violadas por mujeres adultas, y que no lo denuncian porque las avergüenza y humilla demasiado recordar y reconocer públicamente lo vivido, o porque las autoridades se les ríen en la cara cuando lo hacen (parece que solo quien tiene pene es capaz de violar sexualmente). Mayormente trata sobre muchachas del secundario, a las que los monstruos lésbicos invitan a sus casas para hablar de "cosas de mujeres".

-------

El pensamiento de la época estaba cambiando, y si hasta entonces se afirmaba que lo cultural es superior a lo instintivo, que la educación es superadora de toda la carga inconsciente, eso ya no satisfacía porque reconocía la presencia de un aparato instintivo moderador de nuestras actividades (daba lugar a discrepancias). Lo ideal, por tanto, sería afirmar que tampoco existía tal cosa; esto es, convencer a las personas de que, simplemente, el ser humano no tiene instintos ni nada que lo condicione, que nace con el cerebro absolutamente vacío. Así se hizo (aún hoy se escucha semejante disparate).

Paralelamente se promocionaba la idea de que aquellas que desearan tener hijos no necesitaban de un esposo (década de 1960), lo cual inmediatamente generó un gran desarreglo social por el simple hecho de que, por ser masculino, el padre representa la autoridad y educa respecto del allá afuera (la Ley), y porque al no ser varón, la mujer jamás puede cumplir con dicho Rol aunque se esfuerce (ni aun siendo esquizofrénica).

Eso, aparte de disminuir considerablemente el número de hijos dejaba a estos en manos de la televisión, de educadores privados y estatales y de la calle, porque la movilidad laboral había conseguido que pocos fueran los abuelos y tías presentes.

Aunque no quisieran, la mayoría de las madres debía trabajar fuera de casa a tiempo completo y por un salario insuficiente, y muy pocas podrían educar su/sus hijos según su mejor saber y entender.

Ya no era un marido o un padre quienes les reclamaran tal o cual cosa, era un compañero virtual al que ellas no importaban en lo más mínimo: el sistema mismo.

Solo se las visualizaba como intermediarios, como soldados del régimen, como cretinos útiles, como agentes del cambio.

¿Acaso el neo feminismo aboga para que la mujer de hogar tenga acceso a trabajos de medio tiempo? No, y no lo hace porque desprecia a la mujer tradicional, desea terminar con ella porque la ve como un enemigo de su proyecto de transformación social.

Poco después (década del ´60 aprox.), colgado de los pantalones de Freud, el inefable Jean Jackes Lacan afirmaría (de hecho) que los seres humanos no tenemos instintos y, en particular, que el instinto de madre no existe, que la maternidad es una construcción cultural que nada tiene que ver con el ser hembra de la mujer.

Sus seguidores, los "lacanianos", continúan afirmando y enseñando esto en sus escuelas, y no debe extrañar que las aulas de dichos centros de estudio congreguen un muy alto porcentaje de lesbianas, bisexuales, homosexuales hombres, resentidos sociales, gente socialmente poco exitosa con el sexo opuesto, madres abandónicas y "madres" que, pudiendo serlo, nunca lo fueron (Lacan reafirma su condición y, al justificarla, les exime de responsabilidades y posibles culpas).

Lo cierto es que, como sicoanalista, Lacan daría apoyo "científico" a quienes solo filosofaban por ser, ellos mismos, nada más que filósofos.

Atraído por la aparición de la física cuántica, entre las barbaridades que postuló y que más impresionarían a los desorientados intelectuales de la época fue: "el pene es igual a la raíz cuadrada de -1". Todos los tontos de la nueva teoría sicoanalítica aplaudían, sin dudas, Lacan era un intelectual tan espectacular que hasta sabía de física cuántica (jamás estudió tal cosa).

Noam Chomsky, una de las mentes más brillante de los últimos 60 años, hombre que conoció y conversó varias veces con Lacan, resumió su impresión general sobre aquél diciendo que era un "completo charlatán", y que su teoría sicoanalítica no era teoría ni nada. Del reportaje hecho a Chomsky por Julie Wark, una amiga personal suya.

-------

Como consecuencia de todo este disparate de ideas y consignas, a partir de entonces y hasta nuestros días, gran número de muchachas fueron convencidas de que el deseo de ser madre no es parte de su naturaleza sino una imposición cultural impuesta por "el patriarcado", por el "machismo", "por los hombres malos". Y también serían muchas las que, siendo física y neurológicamente normales, envejecerían sin haber tenido hijos y lamentando haber hecho caso a las mal intencionadas proclamas y estupideces que acompañasen su juventud. A falta de hijos se rodearon de perros y gatos.

Con ser neurológicamente normales me refiero, en este caso, a tener una amígdala cerebral sana; a ser una hembra competente.

Info muy acotada sobre la amígdala cerebral

Del tamaño de una pequeña nuez, el papel principal de la amígdala es procesar y almacenar reacciones de corte emocional, y se encuentra particularmente atenta a dar respuesta a las hormonas sexuales.

Funcionalmente integra todo tipo de información sensorial con la esfera autonómica corporal y endocrina (respuestas de auto conservación relacionadas con lo sexual, lo alimentario, la agresividad, etc./comportamiento emocional).

La amígdala juega un rol importante en los estados mentales y, por tanto, se relaciona directamente con una serie de trastornos de índole sicológico.

Anécdota - Durante la década que viví en Alemania me relacioné brevemente con una muchacha común, graciosa, conversadora y muy desprolija (26). Una chica "alternativa", según los alemanes de la época.

Habiendo permanecido sin pareja por varios años, nuestro circunstancial dormir juntos le impactó muchísimo (no por mí, seguramente), tanto que a los dos días de haber estado en casa apareció totalmente cambiada (para mejor). Me refiero a su aspecto exterior (maquillada, bien vestida, afeitada y de peluquería).

Gustosamente sorprendido, al comentárselo me dijo que por culpa de las "malditas" feministas había arruinado su vida social y amorosa por años, porque durante su juventud la convencieron de que arreglarse de manera más femenina era entrar en el estereotipo cultural que deseaban los hombres, y que era, básicamente, algo detestable y falto de amor propio, humillante.

Estaba furiosa. En verdad siempre deseó tener hijos, una pareja estable y un hogar tradicional. Era su adiós al neo feminismo.

Para quien aún no lo haya notado, el neo feminismo ha dedicado mucho esfuerzo en agredir moralmente a aquellas que ya habían conseguido conformar una familia tradicional o deseaban hacerlo. Se les decía -y dice- que no tienen ambiciones, que no quieren progresar laboralmente, que eran unas sometidas, etc. Tanto se trabajó en esto que muchas de aquellas que sí cumplieron su sueño y son o han sido felices, cuando les preguntan qué han hecho de sus vidas dicen, a menudo con un sentimiento de culpa que a veces no pueden ocultar, "siempre fui ama de casa".

En estos casos yo las felicito sinceramente por su decisión y por la dedicación que han puesto en sus familias, y es que lo que el mundo más necesita son buenas madres y esposas; ingenieros y otros profesionales sobran y, aparte de ello, la enorme mayoría de las grandes "carreras laborales" de que se les hablaba a las muchachas no pasaron de ser puestos de porquería como cajeras, secretarias, empleadas de tienda, ayudantes de panadería, obreras de fábricas, limpiadoras, etc.

-------

En los años setenta la campaña en contra del varón ya gozaba de buena salud, máxime cuando los descubrimientos hechos por Paul McLean en los años sesenta ("El cerebro Triuno"), salvo por un reducido grupo de científicos y por quien lo encargó (el gobierno de los Estados Unidos), nunca tomaron estado público. Hubiera sido destructivo del discurso que llevaba adelante el neo feminismo y de quienes promovían la generalidad de los cambios contraculturales, el Discurso Oficial de la Modernidad.

Por el aire de conferencias, entrevistas, charlas y escritos en que participaban aquellos que, mal bendecidos por la ignorancia o por ser intelectuales orgánicos (interesados), volaban y vuelan palabras y conceptos cargados de negatividad: Machismo; Patriarcado, Construcción cultural.

La tarea del neo feminismo era -y continúa siendo- imponer aquello que destruya el tejido social desde adentro porque, al ser el grueso de sus militantes y adeptos parte de las personas comunes, las agitadoras y simpatizantes tenían -y tienen- relación directa con el grueso de la población.

Es más, cooptada la clase política, a quienes se distinguieran se les otorgaron lugares en las universidades para distribuir su ideología y proclamas entre los estudiantes (los líderes políticos y sociales del futuro mediato e inmediato), y aquellos que no estén de acuerdo con estas, aun así, deben repetir lo que les inculcan y callar su disenso porque de lo contrario no superan los exámenes finales. Un claro chantaje (tiranía ideológica).

Sin embargo y contrariamente a lo que pueda pensarse, todo no queda en lo que puede ser visto como una artimaña estudiantil para pasar de grado.

Es así que el resultado de estos exámenes será luego utilizado para, transformados en estudios e informes, "demostrarle" a jefes de redacción, productores, políticos y empresarios como ha cambiado el pensamiento de las personas y, de este modo, motivarlos o extorsionarlos para que aprueben leyes y publicidad favorables a lo que se desea instalar. De esta manera, el discurso oficial progresa, se extiende y hace carne en las gentes.

SI LOS VALORES MORALES NO EXISTIERAN DEBERÍAMOS INVENTARLOS

Vea el lector el alcance de la movida contracultural

Durante ese mismo período (1950/60) se rescataron las ideas de antiguos filósofos griegos como Protágoras, Hipias, Pródico y Georgios (sofistas), quienes aseveraban que todo es relativo.

En medio de la llamada "revolución sexual", instalar eso fue fundamental para que la mayoría de las personas comunes, poco dedicadas a pensar en profundidad porque simplemente no tienen educación apropiada ni tiempo de hacerlo, aceptaran eso como una verdad revelada.

Era por demás cómodo, justificaba todo lo que uno pudiera hacer porque a nadie se le reconocía el derecho a decir si eso estaba bien o mal.

Al respecto, Platón, un filósofo contemporáneo de Protágoras, reía de él preguntándose: ¿si todo es relativo, con qué autoridad puede afirmar que lo que él dice y enseña es verdad, también sería relativo, no es así?

El relativismo ha calado tan hondo que rápidamente se extendió a los estándares morales. Es así que, Todd Nickerson (43), un auto inculpado de pedófilo (Tennessee, EE.UU.), aunque según sus palabras no practicante, se hizo conocido en setiembre de 2015 cuando Salon.com (de la izquierda progre) publicó su pedido de aceptación pública, o sea, que la pedofilia se regularice y deje de ser vista como algo malo.

Sin duda, este hombre y su discurso son producto tangible del descalabro que se está viviendo. Por lo demás, en los años ´80 el Partido Verde de Alemania proponía que el incesto fuera legalizado.

Info - El relativismo moral sugiere que no hay algo objetivamente correcto o equivocado, bueno o malo, sino que cada individuo crea sus propios estándares morales. En realidad, y como puede apreciarse, no son estándares sino simples preferencias personales respecto de lo correcto o lo incorrecto, de lo bueno y lo malo.

-------

Sin dudas, estamos frente a una revolución cultural impuesta desde arriba, falsa. Una revolución cultural impulsada por lo más "selecto" de la oligarquía estadounidense, y que ya abarca la totalidad del mundo occidental. Digo falsa porque en la intimidad de las personas la mayoría de estos cambios culturales no es convalidada por su satisfacción, y casi la totalidad de quienes les convalidan no es por íntima convicción sino porque es "políticamente correcto", o porque les han sido vendidas como "causas buenas y justas" y sienten que carecen de argumentos válidos para enfrentarles.

Así mismo temen, de reconocerse opositores, ser discriminados por el círculo estudiantil, laboral o social al que pertenecen.

Este callarse la boca, a su vez, facilita el que los demás crean que todos piensan como se dice, que el mundo, aún sin nosotros, verdaderamente cambió.

Hace muchos años que hablo con infinidad de personas de todos los continentes al respecto, y lo que ocurre es exactamente eso.

LAS USINAS DEL MAL

Las usinas de pensamiento que nombré con anterioridad trabajan en pos de identificar y luego diseñar una estrategia para atacar todas aquellas cosas que nos son queribles y aceptables, valiosas, cosas que hacen a nuestra identidad cultural y sexual (pareja, familia, sexualidad, educación, creencias, tradiciones, nacionalidad, costumbres, gustos, etc.), y en tanto continúen logrando sus objetivos la sociedad en la que vivimos se tornará más invivible. También se trabaja sobre instalar miedos que multipliquen la ansiedad y la frustración (bacterias, terrorismo, alimentos, salud, etc.).

Las personas, cada vez más aisladas, serán más fáciles de manipular en uno u otro sentido porque, sin camino cierto a seguir y ante la incertidumbre, ante la angustia diaria, ante el sentir que uno debe ser otro del que siente que es, cualquier representante del sistema que prometa una mejora, una salida que nunca podrá ser tal, será visto como un salvador.

En este caso los medios de comunicación masivos serán la voz y el vehículo.

Atentos a lo dicho, el grado de disolución social y deshumanización logrado es cada vez mayor, los hijos sin padre abundan, las familias y parejas se forman y disuelven casi porque sí, las madres menores de edad y sin sustento se multiplican, los jardines de infantes toman el lugar de los progenitores y a menudo manipulan la mente de los niños en un sentido "progre" que desbarata la autoridad de los padres y aquellos valores que ellos desean transmitirles, las escuelas están desbordadas de malicia, crueldad y malos comportamientos, la gente que vive sola ya es casi a considerar como una enfermedad social, se desconfía de amigos y parientes y solo al sicólogo se le cuentan las cosas que importan, se vive "empastillado" y hasta alcoholizado para poder dormir, trabajar, socializar y soportar el día a día, la violencia ha alcanzado absurdidades y proporciones que no se corresponden con sociedades civilizadas, hombres y muchachos inseguros, infantilizados y coquetos como señoritas pululan por doquier, etc.

Todos conocemos esto.

En otras palabras, vivimos una era de engaño y traición en la que el común denominador es la confusión, el desarraigo, el desencanto y la angustia existencial y, para colmo, todo habilitado por el Estado.

Se dice que a nivel social jamás hubo tanta libertad, es cierto, pero es una libertad sin responsabilidad alguna. Por eso, en vez de lograr que vivamos mejor, nos destruye.

Libertad sin responsabilidad es caos, ni más ni menos.

¡DISPAREN SOBRE EL VARÓN!

El ataque al varón común en pos de infantilizarlo, hacerlo sentir culpable de ser lo que es, amariconarlo, denigrarlo, criminalizarlo y acusarlo de machista o misógino hasta porque sí, más que a la idea de imponer el matriarcado responde a una prevención elitista que nos acompaña desde incluso antes de la vida civilizada, porque los machos/hombres comunes son los que, en algún momento de sus vidas, molestos por el statu quo pueden decidir cambiar el rumbo de las cosas. Son lo que desafían a los líderes y a los poderosos -que siempre son hombres-, los que organizan revueltas y revoluciones, los que piensan por su cuenta, los que dicen NO...los que deben ser neutralizados (no confundir líderes con actores políticos clásicos).

En segundo término se trata de que el varón sea menos convocante para la mujer, porque un varón aniñado, culposo, afeminado y débil de espíritu no es garantía para formar un hogar y sentirse segura y complacida, menos aún garantía para que hagan su parte criando y educando a los niños que pudieran traer al mundo. "Ya no hay hombres", se escucha decir.

Desde la década de 1980 y en progreso, las películas de Hollywood han propagado este modelo de varón. También han hecho lo propio la televisión, algunas revistas y la publicidad de muchas empresas dedicadas a la moda o a los cosméticos. Promocionan un varón afeminado, lampiño, tonto, cursi y de poca personalidad.

-2-

Mayormente en manos de lesbianas "macho", resentidas del amor, mujeres feas y/o adultas sin nada que las contenga y dé sentido a sus vidas, el neo feminismo avanza sin piedad sobre las gentes, y la conciencia de los jóvenes, en particular de los jóvenes universitarios, es el premio mayor.

"Solo el que es dueño de la juventud ganará el futuro", A. Hitler.

Es pertinente señalar que por las asociaciones inconscientes que tiene lo femenino en la mente del varón en la figura de la madre (autoridad, parcial y a favor), es bastante fácil lograr que un buen número de estos se incline a subordinarse a la mujer de su elección, hombres que por no ser reconocidos como tales por el inconsciente de la hembra/mujer que no es su madre, serán utilizados por ella pero, al mismo tiempo y como hombres, minimizados, despreciados, maltratados.

Así, para facilitar la construcción de un varón débil es que, como nunca antes, se trata de aleccionar a las muchachas para que socialmente intenten parecérsele. Generan así contrariedad, desorientación y desconfianza entre los muchachos, muchos de los cuales ya ni siquiera son capaces de tener más de una o dos erecciones durante una noche de amor (los más inseguros hasta toman Viagra). También para que desconozcan a lo masculino toda legitimidad...porque es solo una "construcción cultural machista y patriarcal".

Lo masculino es, aparte de la conformación física particular que lo caracteriza, una manera de ver, sentir y pensar/interpretar el mundo, algo que ninguna mujer puede experimentar porque el armado sicológico de la hembra es otro y no lo permite.

Esto es, el ser masculino no se identifica por tener un pene, que debe tener, o por ser físicamente más grande y tener barba sino, ante todo, por su construcción sico-neurobiológica.

Anécdota (año 2016, Argentina)

Una de las veces que participé de una reunión neo feminista dedicada a "bajar línea" a un grupo de muchachas y algunos muchachos que vinieron con ellas, indignado por la desfachatez de quienes tenían la palabra decidí intervenir una vez más. El tema tratado era "nueva masculinidad", y conducía la charla un homosexual afeminado respaldado por mujeres de sectores de izquierda que adhieren al neo feminismo.

Dije algo así: No puede ser que prácticamente cada frase que dicen contenga las palabras machismo, construcción cultural y patriarcado. A ver, ya que lo repiten permanentemente, quién de ustedes puede definir qué es cultura y cómo se genera. Silencio.

Bueno, entonces díganme cuál es la diferencia entre machismo y masculinidad. Silencio.

¿Por lo menos sabrán definir masculinidad?, pregunté. Silencio.

¿Y construcción cultural? Silencio.

¿Y patriarcado? ¿Acaso piensan que un buen día los hombres se sentaron alrededor del fuego y decidieron joder a la mujer, dejarla de lado en los asuntos del mundo? Y si se puede hablar de patriarcado, ¿no será que la misma mujer colaboró en ello porque le resultaba cómodo librarse de responsabilidades concernientes al mundo "del afuera"? ¿No será que la vida diaria, poblada de amenazas, duro esfuerzo físico, luchas cuerpo a cuerpo, ladrones de caminos y dificultades de todo tipo fue lo que forjó el estilo de las sociedades del mundo, y no el varón desde y para sí mismo? ¿No será que fue la propia genética de la especie a través de los "Mandatos Secundarios?" (ver espacio dedicado a esto último al final de este capítulo).

La animosidad del ambiente era mayúscula, tanto que me extrañaron de próximas reuniones y, al salir, hasta pensé que quizá me agredieran físicamente.

No pudieron soportarlo, les estaba diciendo "en la cara" que no sabían de qué estaban hablando, y las neo feministas no están acostumbradas a la crítica porque esta brilla por su ausencia en todos los estratos que importan (medios e intelectualidad).

Es más, al terminar mi breve intervención, ya en la calle les espeté: ¡Lo único que ustedes tienen para decir son eslóganes venenosos disfrazados de argumentos cuya función es grabarse en la cabeza de estas muchachas y muchachos que vinieron a escuchar la charla, y no es justo! ¡No es justo porque vinieron de buena fe, no a que les laven el cerebro con porquerías que ustedes mismas son incapaces de explicar!

Como era de esperar me tildaron de soberbio y de machista, y algunas hasta preguntaron quién era, de dónde era y qué hacía allí, que quién me había invitado.

Inolvidable, les dolió mucho verse expuestas con tanta facilidad.

Segunda Anécdota - En otra oportunidad, una de las lesbianas jóvenes, quien a todos decía que su hijita de tres años tenía dos mamás, no daba importancia a que la niña les dijera papá a todos los hombres con que se cruzara. A mí también me llamó así, pobrecita. Y el pobrecita lo dije en voz alta.

También se hizo silencio; mi comentario no era "políticamente correcto", sonaba a crítica...y ciertamente lo era.

Tercera anécdota (2016, Argentina)

En oportunidad de otra reunión feminista, luego de que las dirigentes dieran rienda suelta a su odio contra lo masculino y cuando todas las presentes esperaban haber resuelto el tema de fondo ("violencia machista"), una joven humilde de 14 años que allí participaba por primera vez, visiblemente tocada por la manifiesta parcialidad del discurso general dijo: ¿Y a los hombres quién los defiende?, porque en mi barrio conozco a muchas que tratan muy mal a sus parejas, les gritan en la calle, les tiran con cosas, les roban plata...

El estupor fue tal entre las veteranas que no atinaron a decir nada, y luego de uno o dos segundos rieron como quien hubiera escuchado un chiste. "Los hombres que se preocupen por ellos mismos", fue la contestación que atinó a dar de una de ellas, sonriendo satisfecha por su respuesta militante.

Sin duda estaban molestas y desconcertadas porque, a pesar de todo lo que habían dicho esa tarde, la honestidad, frescura y sentido de justicia de la muchacha había ganado la partida.

La reunión se disolvió unos minutos después.

Mandatos Secundarios

Lo cultural profundo no hace más que ratificar lo que ya está en nosotros.

Estos mandatos -un concepto de mi creación- son parte del instinto de supervivencia de la especie y del individuo. Hacen a la interpretación de la realidad según se sea macho o hembra, y tienen tantos millones de años de antigüedad como la propia vida sexuada. Determinan áreas de interés prevalente para uno y otro sexo (lo importante) y están condicionados por el desarrollo hormonal/neurobiológico de cada individuo. Por extensión, también puede asegurarse que hacen a la división del trabajo y al ámbito de poder de cada individuo (en el caso humano fomentan un hacer contractivo para las hembras -hogar y alrededores- ("el adentro") y expansivo para los machos "el afuera").

Se relacionan directamente con la reproducción, están fijados en lo inconsciente y difieren en consideración a los seres vivos que se estudien. Por tanto, que hace un tiempo se discuta si instinto y pulsión son cosas diferentes no cambia en nada lo que sucede al interior de nuestro ser. Son discusiones semánticas destinadas a confundir y a gozar del cruce dialéctico, una suerte de masturbación intelectual grupal que a nadie ayuda.

-------

El deseo de ser madre, por ejemplo, existe en la mayoría de las mujeres, y el instinto de madre (si quisiéramos diferenciarlos) aparece hasta antes de serlo (desde la infancia) y, más aún, luego de la parición (salvo casos contados). Fueran o no fueran lo mismo, en ello también está involucrado el inconsciente colectivo de las hembras (conducta emocional de orden natural transmitida genéticamente de generación en generación, de hembra a hembra). Una suerte de compulsión ancestral en beneficio de la especie.

Aunque no se sea consciente de ello, el deseo de comunicarse sexualmente con un opuesto es indudablemente de carácter instintivo y responde al cumplimiento del ciclo vital: crecer, reproducirse y morir; y como la naturaleza no entiende de anticonceptivos, para esta toda copulación significa reproducción en ciernes. Sin embargo ningún animal piensa: copulo porque quiero reproducirme, sino que lo hace porque siente el deseo de hacerlo, porque es gratificante,...porque está condicionado para ello.

La consecuencia es un nuevo ser y la perpetuación de la especie.

Ahora, si aceptáramos que el llamado instinto de madre (cuidar, alimentar, etc.) fuera una construcción cultural y no algo propio de las hembras, especialmente luego de la parición, ¿cómo se explica que, inmediatamente después de ello, cada una de estas sepa cómo comportarse? ¿Y cómo se explica que hembras mamíferas de especies inferiores a menudo estén dispuestas a cuidar de crías que no son ni podrían suyas?

¿Será por soledad? ¿Será que sienten nostalgia de bebés propios que ya crecieron y se fueron? ¿O será que su instinto reproductivo y de madre es un todo que las impulsa a cuidar de aquellos que ven como crías desprotegidas que piden y necesitan ayuda?

La maternidad, sin duda, es un disparador poderoso, y aunque el deseo sexual no implique la existencia de una intención reproductiva consciente, la necesidad de ser madre y el instinto que surge tras la parición, especialmente, existen desde siempre, ambos agazapados en las penumbras de lo inconsciente.

La naturaleza del macho "entiende" que este se ha reproducido en tanto eyacule dentro de la hembra pero, para la construcción sicobiológica de aquella, la constancia de haberse reproducido no está dada por el coito sino por la parición. Es lo que completa su ciclo de vida como individuo, lo que la hace sentir satisfecha consigo misma, contenta, realizada como hembra, bien.

CONSIGNAS Y TAREAS A REALIZAR

Ya en los años setenta, titulándose como portadoras de la voz de su sexo se escuchaban voces y consignas como estas: Germaine Greer (revista Playboy): "El acto carnal equivale a una violación; para cualquier mujer", y un movimiento estadounidense escribiría en sus banderas el lema "Separatismo sexual".

Estos párrafos los "robé" de un pequeño libro de Esther Vilar que nadie a quien el tema interese debería dejar de leer: "El varón Polígamo" (publicado en 1975). Y leerlo varias veces con espíritu crítico porque a cada nueva lectura encontrará más cosas.

Al comienzo dice: "Este es un libro sobre el amor. Analiza lo que es el amor, lo que podría ser y lo que las mujeres han hecho de él".

Al punto debo señalar que Vilar y el neo feminismo nunca se llevaron bien.

Últimamente (2016), también en Estados Unidos y llegando, se escribe y departe sobre "masculinidad tóxica". ¡Vaya ocurrencia! Así mismo, se incita a las personas a firmar un acuerdo por el cual ninguno de los individuos de una pareja puede exigirle al otro mantener relaciones sexuales. Esto es; se pide renunciar por escrito a un derecho explícito que hace a la base contractual y emocional de una pareja normal.

Podrían citarse muchas arengas por el estilo pero, por lo curioso que resulta, no resisto el relatar que en Alemania y tras varios escándalos de divorcio, hasta la justicia fue arrastrada en el asunto del derecho marital al coito (década de los ´80), sentenciando que podían reclamarse hasta dos relaciones sexuales por semana.

No dejo de preguntarme cómo se demuestra si tal cosa se cumple.

Como adelanté por intermedio de una las anteriores anécdotas, hoy el neo feminismo también habla de "nueva masculinidad" refiriéndose, mayormente, a que el varón renuncie a lo que ya es, o bien sea educado en contra de sus mandatos e inclinaciones naturales.

Es a las madres y mujeres en general (las que educan la infancia) a quienes se solicita que colaboren, hasta premiando con sonrisas y aplausos a aquellas que recurren al maltrato moral, esto es, a sembrar confusión en la identidad de sus pequeños dándole a los varones muñecas y servicios de té para que jueguen, obligarlos a asear la casa con escobitas, jugar a que ellos lavan los platos mientras las niñas (esposas) "llegan de la oficina" con un portafolio lleno de documentos, hacer de cuenta que limpian o dan la mamadera a un bebé, dándoles un bebé de su tamaño diciéndoles que ellos son el padre y deben cuidarlo, etc.

Se le conoce como "adoctrinamiento temprano".

Es más, poner a bebés y niños pequeños en guarderías y establecimientos escolares facilita el que acepten al Estado como su guardián (una autoridad externa), lo que resulta negador de la autoridad paterna (un condicionamiento).

Es la perversión vendida como servicio.

Todo esto está sucediendo (recomiendo, especialmente, vigilar la actividad de los jardines de infantes) mientras en centros educativos para adultos se "enseña" al varón "flojo y curioso" a descubrir su lado femenino, a afeminarse y ser condescendiente con todo lo que se le ocurra a su pareja (lo contrario es "machista" porque, aunque feministas y seguidoras no sepan muy bien de qué trata, reconocer y defender la identidad masculina lo es).

Entretanto, y en varios países, se ha legalizado el engaño marital, o sea; el engaño no constituye causal de divorcio, por lo que nadie (especialmente la mujer) que incurra en ello verá menoscabados sus derechos respecto de los hijos en común, de los bienes, o de cualquier tipo de remuneración ya establecida por ley. ¿No es fantástico? Ya no hay honor, no hay dignidad, no hay amor propio, no hay vergüenza pública, no hay responsabilidad, no hay nada que valga. ¡Viva el matrimonio progre!

Podría continuar enumerando decenas de cosas como las arriba señaladas, pero no es lo que pretende este artículo. Sí se las pueden encontrar en mi libro "Nosotros", subtitulado "La modernidad", nada es porque sí ni todo es lo que parece.

Última anécdota - Durante una entrevista que se le hiciera a una muy conocida actriz norteamericana de unos 45 años (no recuerdo su nombre), se le preguntó cómo hacía cuando su marido "tenía ganas" y ella no.

Como era de esperar, luego de años de neo feminismo todo el panel de mujeres esperaba ansioso su respuesta porque, sin duda, se habían visto enfrentadas a la misma situación. La respuesta fue acompañada de una amplia sonrisa. Dijo: "Yo ya aprendí, cuando no tengo ganas no me esfuerzo en dar ni pedir besitos, caricias ni nada, que él haga lo suyo y ya está, a otra cosa".

Sabias palabras. Las panelistas estallaron en risas y aplausos cómplices (es de suponer que hacían lo mismo).

¿Y LA IZQUIERDA?

El partido demócrata de los Estados Unidos ha sido abanderado de todas las intervenciones culturales que pudren nuestras sociedades, algo que en el resto del mundo occidental se expresa, particularmente, en aquellos medios y partidos políticos que representan la llamada "izquierda progre".

El Partido Republicano, por su parte, salvo aquellos dirigentes que aún se sienten muy representados por la iglesia y sus códigos morales, no ha presentado mayor oposición a los cambios sociales que se sucedieron. Al fin y al cabo dan rédito político y económico, por lo que sus ocasionales protestas fueron más bien para quedar en buenos términos con su grupo de votantes (a de verse que los financistas del cambio también controlan a la mayoría de los republicanos).

Pero ya que la nombro nuevamente me siento en la obligación de describirla.

La llamada "izquierda progre", o Progresismo, es un excipiente (sobras) de lo que fueron los partidos de izquierda tradicionales y agrupa muchas organizaciones contestatarias.

Aunque se estima que sus orígenes se remontan a Polonia y en paralelo al surgimiento del movimiento "Solidaridad", bien puede decirse que el progresismo surge y se extiende por el mundo a partir del fracaso de lo que fue la "Unión Soviética" (1989), porque la disolución del bloque comunista puso en duda todos los planteos revolucionarios de siempre. Esto es; dejó a las agrupaciones y partidos de izquierda solos y sin sus banderas más representativas. Me refiero a la reforma agraria, la destrucción del capitalismo, la expropiación de empresas privadas, la dictadura del proletariado y la completa igualdad económico-social de todos los ciudadanos. Moscú ya no estaba allí para dar línea política ni aportaba recursos de ningún tipo; Lenin, Stalin, Khrushchev y Brézhnev habían muerto. Estaban verdaderamente solos.

Estos partidos de izquierda, muy organizados, estructurados y extendidos, por su propia envergadura orgánica y por su número de seguidores, obviamente, no habrían podido disolverse y desaparecer así como así. Eran demasiado importantes; tenían historia. Además, y aunque no lo supieran, serían útiles a la oligarquía en cuanto a su proyecto contracultural.

Debían distanciarse del comunismo, eso sí.

Se planteó entonces cómo sobrevivir a la derrota, por lo que hubo de optarse por una reconversión que, en mayor o menor grado, pudiera considerarse aceptable, una reconversión sin lucha armada, sin "Hombre nuevo" y sin propuestas demasiado desafiantes.

Un estilo Franklin Delano Roosevelt, EE.UU. (fortaleció los sindicatos, impulsó el que hubiera jubilaciones y pensiones para todos, generó trabajo, invirtió en infraestructura, etc.).

Así, aunque con variantes sujetas al país de referencia, surge la "izquierda progre", también llamada nueva izquierda o izquierda "light".

Ya no combate al capitalismo sino en sus formas más insoportables, o sea el capitalismo salvaje, un capitalismo sin freno que, pese a todo, se ha instalado con facilidad en muchas partes del mundo (debido a la intrascendencia económica y militar de dicha izquierda, se desprende que el "combate" es mayormente discursivo).

A la fecha y desde 2009 aprox., el gobierno de la Comunidad Europea es dirigido por banqueros de carrera (Ceos/gerentes generales) que responden a los mismos financistas agrupados en torno a los Rothschild. Esto incluye a Goldman Sachs como la institución más visible (judíos).

Como señalo, dicha izquierda tampoco pregona ningún tipo de cambio demasiado "atrevido", de modo que para sostenerse debe apoyarse en aquellas últimas banderas que le quedaron; luchar por los humildes, discriminados y marginados del todo social; por una imposible igualdad de las personas, por el desarrollo del país de pertenencia y una mejor, aunque anémica y reversible distribución de la riqueza.

En el tema que nos ocupa, esto llevó a sus dirigentes a promover y hacerse cargo de todo tipo de desplazados sociales, grupos minoritarios a los que debieron dar entidad y aceptar en razón de no perder imagen pública (prestigio), aunque debe decirse que a menudo también los recibieron con júbilo a la espera de nuevos militantes, votantes y contribuciones monetarias.

El neo feminismo fue uno de esos movimientos.

Info - Habiéndose declarado en contra del matrimonio igualitario, durante la campaña para su reelección Barack Obama (partido demócrata de los EE.UU.) habló en su favor y en menos de una hora recibió donaciones por una suma cercana a los USA 900.000.

Por conveniencia política y aunque ya plagado de mujeres lésbicas, en el tiempo el neo feminismo se asoció con grupos minoritarios tales como: homosexuales hombres y mujeres, bisexuales y transexuales (LGBT), grupos que a partir de ese momento comenzaron a introducirse en las estructuras partidarias de lo que quedó de aquella vieja izquierda revolucionaria. Tanto que hasta utilizan regularmente sus locales de reunión para dar charlas y distribuir propaganda.

Políticamente blanqueados, pronto se esparcirían por escuelas, universidades, jardines de infantes, el Congreso de la Nación y hasta el Poder Ejecutivo, en algunos casos.

Quienes hace cerca de 70 años, y sus hijos, crearon el neo feminismo como herramienta de destrucción social y dieron la bienvenida a la Escuela de Frankfurt sonríen con complacencia; imagino. ¡Qué jugada!, ahora hasta la "izquierda" colabora con lo que planearon.

Obviamente, los pueblos del mundo necesitamos algo diferente, algo nuevo que verdaderamente nos represente (el Nosotros) porque hoy día todo está dispuesto para destruirnos (leyes y regulaciones que recortan nuestras libertades y otras que no nos conforman ni benefician, exceso de impuestos, autoritarismo, burocracia, nepotismo, corrupción e individuos que han abrazado la política por considerarla una profesión muy bien remunerada que les aleja del "peligro" de deber competir en el mercado laboral).

LGBT, de su sigla en inglés- Responde a: Lesbianas, Gays (homosexuales varones), bisexuales y transexuales (recomiendo buscar el significado de la sigla en Internet, se sorprenderá).

Al punto me siento en la obligación de aclarar que varias -quizá todas- las leyes que se han votado por el mundo para complacer las demandas de estos grupos minoritarios no son compatibles con el sentir de las mayorías, generando gran irritación, malestar y hasta oposición al partido político de su pertenencia (matrimonio homosexual y adopción de niños por parte de parejas homosexuales, especialmente).

Aunque se desconozca, no son pocos los integrantes de la comunidad homosexual que se oponen a esto.

Ello no implica que el grueso de las personas sea gente mala y desinteresada del prójimo, sucede porque a nadie le gusta que los cambios culturales le sean metidos por la garganta a la fuerza y "desde arriba", como quien engorda un ganso. Menos aún cuando íntimamente sienten que es algo malo o equivocado.

Esa es la verdad, porque todas las leyes que salieron en favor de la homosexualidad y sus variantes no fueron respaldadas por el voto de la ciudadanía, esto es; siempre fue un arreglo de las elites políticas e intelectuales.

Habrán pensado: Si consultamos a la ciudadanía estas leyes no salen. Y bueno, que se aguanten, nosotros somos sus representantes y hacemos lo que nos parece mejor. ¿Nos votaron verdad?

En Irlanda la gente sí votó, y votó a favor por vengarse de los innumerables hechos de muertes o asesinatos de bebés, corrupción, pedofilia y abusos de toda suerte de que allí es responsable la Iglesia católica. Ya están arrepintiéndose, lo sé por mis vínculos con aquel país.

¿Y aquello de lo "Políticamente correcto"? También es un arreglo elitista, pero eso lo abordaré en otro artículo.

NO TODO SON PREJUICIOS...

ni construcciones culturales.

Aparte de lo ya dicho, no deben perderse de vista algunas cosas importantes.

La palabra matrimonio, por ser este lo que dio comienzo al proceso civilizatorio muchos miles de años atrás implicó, desde entonces, la alianza legal entre un hombre y una

mujer, el hogar común y los hijos que ambos trajeran al mundo. Reproducía la "pareja" de siempre pero con la diferencia de que, desde entonces, toda la comunidad pasaba a tener responsabilidad sobre el vínculo (aunque restringida, aún se practicaba la poligamia/poliginia).

Sin dudas, por el tiempo transcurrido y por la magnitud de lo que representó, este es un estereotipo (Walter Lippmann) fijado en lo inconsciente, en el sistema límbico, en el cerebro emocional y, de ser así, imposible de erradicar por obra de la razón (a lo emocional se lo puede reprimir, no así convencer).

Ahora me pregunto: ¿por qué se eligió ese término, que sin dudas es una provocación flagrante, una clara agresión al sentir de la comunidad heterosexual, y no "unión civil" o algo por el estilo? ¿Acaso por qué sí, porque todos somos iguales, seremos tan ingenuos como para creer eso? Desde mí lo entiendo como un ataque abierto y premeditado.

Imagine el lector lo siguiente: si yo digo la palabra perro usted inmediatamente evoca (se representa) uno de esos animales que todos conocemos. Un animal que ladra, que tiene cola y cuatro patas, que eventualmente muerde, etc. (estereotipo).

Ahora imagine que le presento otro animal que no cumple con la mitad de las características que usted reconoce en un perro y le digo que sí lo es, que la ley dice que lo es. En ese caso usted no quedará para nada conforme porque sentirá que mi afirmación, aparte de autoritaria y provocativa no es cierta, y si acaso me diera la razón será porque teme algún tipo de represalia. Eso es todo.

Por lo demás, considerando que la división sexuada ocurrió hace trescientos millones de años y que eso hizo al progreso de las especies, es lógico pensar que la unión entre dos seres de ambos sexos se haya constituido en un mandato, no cultural sino natural (emocional), y que contravenir eso genere resistencias insalvables, profundas.

La discriminación negativa, que es un derecho natural (supervivencia), no cambia por ley.

Acorde a lo dicho, en ninguno de los casos puede esperarse que la población colabore, siendo que imponer estos cambios por la fuerza hará mucho daño a la sociedad de referencia.

En definitiva, aunque su razón lo vea como una causa justa, todo político que actúe de buena fe, antes de votar a favor de un cambio cultural radical que no es convalidado por la intimidad de las grandes mayorías debe preguntarse y decidir qué es más importante para el bien común, el grueso social o algunas de las minorías que pretenden rescatarse "por decreto" y a costa del bienestar emocional general.

Por último deseo agregar lo siguiente: Es tal el rechazo de las personas a la "apertura homosexual", que hasta demostraciones públicas de afecto entre hombres o entre mujeres despierta sentimientos negativos (besos y caricias, en particular).

Me ha sido dicho que da asco, que no es lindo de presenciar, que no debe hacerse en público, que revuelve el estómago, etc., por lo que si debiera resumir el grueso de las sensaciones que tales demostraciones despiertan, siendo benévolo diría lo siguiente: resultan estéticamente muy desagradables.

Por una cuestión de identificación, el rechazo es más pronunciado cuando los involucrados representan el sexo de quien está viendo.

Al contrario de lo que buena parte de la comunidad homosexual cree, en el fuero íntimo del grueso social tal inclinación no es aceptada sino apenas tolerada a regañadientes y lo más lejos posible.

A pesar de que esto resulta visible, muchos homosexuales hombres y mujeres han sido llevados a pensar que los cambios que se sucedieron fueron producto de su propia dedicación y que, gracias a ello, la sociedad ha evolucionado positivamente al respecto.

Esto es; no solo no reconocen que la sociedad de la que hablan no ha evolucionado como creen, sino el hecho de que si los medios no hubieran instalado y luego acompañado sus propuestas, si las hubieran lisa y llanamente ignorado como acostumbran hacer respecto de tantas otras cosas, por más dedicación que hubieran puesto no habrían conseguido nada.

No es de esperar que se pregunten por qué es que los medios les han apoyado tanto.

ESCUELA DE FRANKFURT

Si no sabemos de dónde venimos es difícil imaginar adónde vamos

A todo lo dicho y para evitar malas interpretaciones, me siento en la obligación de aclarar lo siguiente:

No importa quien haya utilizado el término por primera vez porque este artículo no trata sobre las raíces históricas del feminismo, sino sobre su evolución reciente.

Lo cierto es que a partir de 1947, aproximadamente, y de la mano de H. Marcuse, en los hechos el feminismo tradicional se amancebó con una corriente de pensamiento que se conoce como "Marxismo cultural", "Teoría crítica" o "Escuela de Frankfurt".

Dicha Escuela, de la que formaron parte Herbert Marcuse y Erich Fromm entre los más conocidos (ambos judíos y marxistas), predicaba la necesidad de destruir la cultura occidental y burguesa al punto de hacerla invivible (según sus propios textos).

Por esa razón, todos los valores de lo que reconocían como propios de esa cultura de gente de piel blanca (matrimonio, pareja, hijos a cargo de los padres, heterosexualidad, racismo, cristianismo, etc.) debían ser torpedeados hasta que dejaran de existir.

Para ello se promocionarían valores nuevos y opuestos, o "sin valores".

¿Le suena aquello del todo vale?

E. Fromm - Sicólogo social y sicoanalista, uno de los más festejados intelectuales de la época y aún en el presente, decía que la masculinidad y la femineidad no reflejaban diferencias de corte biológico, que son producto de una imposición social (¡Vaya sicoanalista!). Entre sus libros, quizá los más conocidos sean "El miedo a la libertad", "El arte de amar" y "La sociedad neurótica de nuestro tiempo".

Por ser útiles al plan de la oligarquía norteamericana y a pesar del Macartismo reinante, tanto Fromm como Marcuse emigraron y trabajaron en los EE.UU. sin problemas.

A su manera y cada uno en lo suyo, ambos ayudaban a construir el proyecto de la oligarquía financiera.

H.Marcuse - Ya en los EE.UU., este filósofo trabajó en las universidades de Columbia y de Harvard, en donde dio clases y prestó gran apoyo al neo feminismo y al movimiento hippy. En los últimos años había estado pensando que era un camino equivocado concentrarse en la clase obrera para promover el cambio (no sucedía tal). La razón, según mi entender, es haber comprendido que era la totalidad de la clase media sobre la que convenía concentrarse. El por qué es simple, esta clase social es la gran distribuidora de ideas y es de la que salen los dirigentes sociales y políticos del futuro. Además, es la clase media quien impone y generaliza tendencias, modas y estilos de pensamiento, por lo que las clases más bajas, aun no pudiendo equiparársele pero deseándolo, la ven como modelo a seguir (al menos en sus actitudes quieren ser sus iguales, mímica de un pretendido ascenso social). De esta manera, cooptando las mentes de la clase media, prácticamente, se llega a toda la sociedad.

Un pequeño listado ad hoc

Antonio Gramsci (italiano), encarcelado por Mussolini en 1926, escribió en prisión sus "Cuadernos de la cárcel", notas en los que exponía su plan para la destrucción de la cultura occidental y cristiana. Odiaba el matrimonio y la familia, a los que caratulaba como un complot para la continuación de un sistema opresor burgués y de raza blanca.

Parece no haber considerado que los mismos valores "blancos" eran compartidos por el resto de las culturas del planeta.

Georg Lukács (judío marxista), nombrado comisionado diputado en Hungría, hizo su parte y promovió la educación sexual en la escuela de dicho país.

Los niños aprendían sobre el amor libre, sobre la insensatez de la monogamia y sobre el hecho de que las religiones nos quitaban el derecho al placer. También instó a los alumnos a rebelarse y no hacer caso a sus padres.

En Alemania los estudiantes lo "corrieron" de la cátedra y tuvo que llamar a la policía para que lo protegiesen.

Felix Weil, judío argentino y marxista, financió y dirigió al Instituto de Investigación Social, más conocido como Escuela de Frankfurt, lo seguiría (1930) Max Horkheimer (judío), quien formuló la famosa "Teoría Crítica". Fue el primer promotor del matrimonio homosexual.

También se sumarían otros, a saber: Magnus Hirshfeld, Noel Ignatiev, Franz Boas, Leonard Zeskind , Wilhelm Reich, etc. Todos ellos eran judíos ateos venidos de la antigua izquierda revolucionaria, del marxismo.

Theodor W. Adorno, filósofo judío y artista (homosexual), también integrante de la Escuela de Frankfurt, trabajó junto a Horkheimer (ambos se mudaron a Hollywood).

Willi Munzenberg (comunista alemán), periodista y propagandista, cofundador y también financista de la Escuela de Frankfurt escribió "La seducción de los intelectuales" (vale leerlo).

Murió ahorcado en los bosques de París, presuntamente a manos de dos enviados de Joseph Stalin (Iósif Stalin).

-------

En general, todos ellos eran individuos que no tenían arraigo en su propia comunidad ni en sociedad alguna, por lo que pensar que desde sí mismos fueron parte de una conspiración de la comunidad judía como sí fue el caso de la revolución rusa es un error. La conspiración indudablemente existe y es enorme, pero a pesar de que su estructura involucre innumerables judíos estadounidenses y de otras nacionalidades, y aunque haya sido bien servida por líderes judíos de la Escuela de Frankfurt y del neo feminismo, sus responsables primarios, sus ideólogos y culpables en primer grado son los dirigentes políticos y económicos judíos que ya han sido nombrados: los Rothschild, los Rockefeller, los Warburg y otros banqueros internacionales, otros parientes venidos a más, sus ocasionales socios comerciales y algunos líderes religiosos. Como adelanté, es una conspiración judía de elite, sionista, supremacista y, claramente, anti cristiana.

Marxismo cultural o "corrección política" nace en 1919, pero no es lo mismo que progresismo, aunque este tiene mucho de aquel porque el grueso de lo que quedó de la izquierda tradicional sería laboriosamente seducido o infiltrado por los agentes que impulsan el cambio propuesto por la Escuela de Frankfurt y el poder financiero.

El marxismo cultural, muy extendido en occidente, representa un conjunto de ideas (construcción teórica) que busca controlar todas las expresiones culturales estatales y privadas: medios de comunicación e industria del entretenimiento, museos, seminarios, revistas, jardines de infantes, escuelas, cines, universidades, organizaciones de derechos humanos y demás.

Este control estará dado por quienes estén a cargo de dichas instituciones que, de más está decirlo, actuarán como agentes ideológicos.

Teoría crítica - Presentación académica del marxismo cultural.

Teoría Queer (del inglés - raro, marica,etc.) - Una novedad más reciente son los estudios LGBT.

Según la Teoría Queer, cualquier orientación sexual, así como la identidad sexual y de género son producto de una construcción social.

Ha de verse que, en relación a esto, aquellos dirigentes que promueven los cambios culturales, a sabiendas y obsesivamente ignoran completamente los descubrimientos que se han hecho en el campo de la ciencia, aferrándose a aquellas creencias que infectaron los años ´50 y ´60 con la desesperación propia de quien se sostiene de una ramita para no caer al precipicio.

La razón es esta; si reconocen abiertamente lo que ha encontrado la biología, la neurobiología y la endocrinología, deberían decir adiós a todas sus afirmaciones, destruyendo así la propia fuente de trabajo, protagonismo y participación social...su futuro, su lugar en el mundo, su imagen pública y, por ende, el Discurso Oficial de la Modernidad.

Véase que, aparte de lo estrictamente político e ideológico, estamos frente a una verdadera "industria del cambio". Me refiero a puestos políticos, conferencias y charlas bien pagas, libros, revistas, publicaciones en los periódicos, viajes, donaciones, programas de televisión, asesores privados y gubernamentales, avisos publicitarios, infinidad de ONG que viven de contribuciones más o menos importantes, profesores, maestros, etc.

La yapa

Le suenan al lector epítetos y conceptos tales como: Machista, Misógino, Patriarcado, Construcción cultural, Todos somos iguales, Multiculturalismo (W.Lippmann), etc., ¿verdad? Bien, en ese caso le invito a leer lo siguiente y comparar:

Unión Soviética, Comité Central de Moscú (1943). "Los miembros y organizaciones continuamente deben avergonzar, desacreditar y degradar a nuestros críticos. Cuando los obstruccionistas se vuelven también irritantes etiquétenlos como fascistas, nazis o asociación antisemita. Ellos, después de bastante repetición, se volverán un hecho en la mente pública" (la gente pensará que son lo que se dice de ellos).

Insistiendo, estos "memes" (memorizables) pronto se convierten en "argumentos" y, para descalificar a un opositor, sentir que se tiene razón y no deber reconocer la propia incapacidad argumental, la propia ignorancia, la propia falta de espíritu crítico, bastará entonces con acusar a alguien diciendo que es tal o cual cosa. En nuestro caso sería: machista, misógino, patriarcal, fascista, retrógrado, etc.

-------

La población debe pensar y creer en aquello que promociona y defiende el régimen que la contenga, o callar. Es lo que el Sistema, cualquiera sea, promueve y exige.

Puro autoritarismo y desprecio por la inteligencia y sensibilidad ajena, tanto que para quienes no estén de acuerdo y contradigan abiertamente lo que se promueve se dictarán leyes y normativas con las que se les pueda amenazar (multas, despidos, castigo físico, prisión, desplazamiento a áreas lejanas e inhóspitas o muerte).

ÚLTIMAS PALABRAS

"Por vil que sea la espada, no hay dominación cierta si no se somete la mente del vencido".

En general las personas han sido llevadas a creer que los cambios culturales que se han venido sucediendo durante los últimos 70 años son algo propio, construido por usted, yo y los que nos precedieron recientemente; gente común y rebelde. Algo que simplemente ocurrió porque tenía que ocurrir, porque estábamos cansados de nosotros mismos.

A veces sucede y en parte ha sido así, solo que ese tipo de cambios no se da de manera abrupta ni abarcan continentes enteros sino que necesitan decenas y decenas de años, y hasta cientos o miles para consumarse, y nunca involucran todos los aspectos de la vida.

Por otra parte, nadie cambia para estar peor sino mejor (podemos ser tontos, pero no tanto).

La revolución cultural china y la del Khmer Rouge, por ejemplo, aparte de ser brutales y generar gran sufrimiento a la población, fracasaron estrepitosamente por ser impuestas "desde arriba" y no responder a los verdaderos intereses de las personas.

De estas y otras experiencias se ha aprendido, y es por eso que los pueblos de occidente han sido llevados a pensar que el cambio lo realizaron ellos porque, ¿si lo hicimos nosotros mismos contra quién podríamos rebelarnos?

Ha sido para generar esta impresión que el neo feminismo y el LGBT se trasformaron en la voz visible y más palpable de todo cambio y percepción relativa a lo sexual, la pareja y la familia (elementos centrales a la organización social humana), lo más útil para penetrar la sociedad desde adentro, incluyendo niveles donde los intelectuales no son el común denominador.

Como un todo son personas que uno puede encontrar en el mercado, en el trabajo, en la universidad, en los locales bailables, en los bares, en reuniones políticas, en fiestas familiares, etc.; gente común, gente como uno... al menos, a veces parece que lo fueran.

-------

Por todo lo dicho en este artículo es que he decidido escribir al respecto y hacerlo público, y nunca dejaré de remarcar la importancia que tiene el informarse tanto como se pueda porque, de lo contrario, si no nos capacitamos para pensar por cuenta propia habremos de quedar en manos de aquellos que lo harán por nosotros y a quienes nuestro desarrollo personal y bienestar emocional, en particular, no interesan en lo más mínimo.

No permita que capturen su mente, que lo colonicen; declárese libre, tenga presente que la ignorancia, siempre, es una bendición del demonio.

¡Por favor, hombre o mujer hable ahora, reaccione, defiéndase, sea usted mismo! ¡No tenga piedad con los intelectuales enquistados en las universidades o en el poder político, ni con cualquiera de los demás agentes del cambio! Ellos no la tienen con usted, o ignoran lo que ocurre por encima de sus cabezas y creen que a pesar del caos social que día a día nos consume, son la vanguardia de un futuro mejor.

¿Habrá revolución más allá del caos? ¿No será que la tiranía alentada por banqueros y defensores del nuevo orden mundial será la única resultante de todo el movimiento contracultural?

¡Únase a la resistencia!

Roberto Zamit

Diciembre de 2016, Posadas, Misiones, República Argentina.