GENOCIDIO COMUNISTA: LA MASACRE DE BLEIBURG (1945). Viviana Padelin

08.05.2016

A Vesna Pusić y candidata a suceder a Ban Ki Moon como Secretario General de la ONU, le corresponderá, en caso de ser electa, la "abolición" de todos los conflictos, la entronización de la "paz" global y consolidación del gobierno mundial

Este año se cumplen 71 años de impunidad y olvido del mayor genocidio comunista de Josip Broz (alias "Mariscal Tito"): La Masacre de Bleiburg.

El 4 de mayo de 1945 comenzó el éxodo de las Fuerzas Armadas de Croacia y población civil de lo que fue el Estado Independiente de Croacia; frente a la victoria del Ejército Rojo y el Ejército Popular de Liberación y Movimiento Partisano Yugoslavo.

Aproximadamente 200.000 militares con 500.000 civiles se dirigieron hacia Austria con la intención de entregarse a los británicos y poner a resguardo a la población civil. Ya finalizada la Segunda Guerra, el 14 de mayo, el General croata Herenčić manifestó al mando de la unidad británica apostada en Loibach, ciudad cercana a Bleiburg, la voluntad de rendirse, con la certeza que los Aliados cumplirían con la Convención de Ginebra en cuanto a prisioneros de guerra y asilo a los civiles.

Contrariamente y enterado Winston Churchill de la rendición, ordenó que se los entregara en la frontera al Ejército comunista Yugoslavo: los generales fueron deportados bajo engaños y los soldados croatas opusieron resistencia en lo que se llamó la Batalla de Poljana. Allí comenzó el genocidio, después de los fusilamientos; un largo camino de muerte después de ser entregados en la frontera: "El Camino de la Cruz".

Un vía crucis de muerte hasta el Banato (Serbia): caminando con hambre, torturas y violaciones; paradas, fusilamientos y fosas comunes: ustashas, eslovenos, georgianos, chetniks, rumanos, húngaros, bosnios, alemanes, italianos, croatas, mujeres y niños en procesión de muerte: 300.000 víctimas del comunismo.

Tal vez para entender la impunidad, el olvido y hasta el desconocimiento de este genocidio, habrá que entender, tal como lo entendieron los croatas de Bleiburg: que el enemigo fue uno sólo pero con múltiples rostros.

Coincidentemente, hoy, quien ha negado este genocidio justificando que: "Las víctimas no son inocentes" es la vicepresidente del Parlamento de Croacia, la socialista Vesna Pusić y candidata a suceder a Ban Ki Moon como Secretario General de la ONU, la misma a que le corresponderá, en caso de ser electa, la "abolición" de todos los conflictos, la entronización de la "paz" global y consolidación del gobierno mundial.

No hay error en la Agenda.