LA VENEZUELA ORWELLIANA. Alejandro Ramírez

10.02.2017

«Hasta que no tengan conciencia de su fuerza, no se rebelarán, y hasta después de haberse rebelado, no serán conscientes.

Ese es el problema»

George Orwell

Por @AlejoRzu de @Rumbo_Libertad

Existe una intima relación entre la novela 1984 de George Orwell y la actual situación que vivimos en Venezuela.

La historia dentro del libro transcurre en uno de los tres Estados en los que se divide el planeta. Todos los habitantes deben seguir unas estrictas normas, tanto de con.vivencia como de racionamiento en todos los sectores. Pensar diferente está prohibido. El poder se concentra en un partido político con un único líder, máxima manifestación del aparato propagandístico del Gobierno.

En este sentido quiero resaltar algunos aspectos propios del texto que nos hacen reflexionar sobre la actualidad nacional:

  • La neolengua -idioma que intentaba imponer el Partido Único- trataba de eliminar las definiciones secundarias de las palabras, sobretodo de aquellas que brindaban algún significado especialmente político. Un ejemplo bien explicado es la palabra "Libre", donde se apartó cualquier concepto calificativo de esta. Si bien "Libre" existía en la neolengua, no tenía la interpretación como para designar que algún ser humano era libre. En Venezuela la clase política (en especial quienes se dicen la "oposición oficial") justifica que sus actuaciones responden a "tener un país libre", pero eso sí, libre según su concepto de Libertad: obedientes al sistema, sumisos en lo que llaman "democrático, constitucional y pacífico" para adormecer el ímpetu de cada quien de conquistar su verdadera Libertad.
  • El régimen despótico buscaba destruir el pensamiento de los individuos y que, en caso de tener que razonar, lo hicieran como un colectivo. Este aspecto es particular en el caso Venezuela, ya que el Partido Único del país (PSUV) posee la misma finalidad: que cada venezolano pierda su capacidad de reflexión individual ante sus acciones destructivas y antinacionales.
  • Dentro del relato se habla de la existencia del principal dictador, llamado Gran Hermano, escondiendo su verdadera identidad. A través esta figura se rinde culto a la personalidad pintando su rostro en murales y posicionándolo permanentemente en las pantallas de la TV como el principal motor del Partido. Parece no hacer falta mencionar que aquí este personaje estaría bien representado por Chávez -con la diferencia de que la existencia del déspota venezolano sí está comprobada.
  • La dictadura crea instituciones donde se tuerce la realidad para hacerle ver a la población situaciones completamente opuestas a lo real. Para eso existe el Ministerio de la Verdad, donde a cada momento se reescribe y se borra la historia además de las situaciones que ocurren a diario para hacer ver que el Gran Hermano protege al pueblo de los permanentes ataques externos. En Venezuela el MINCI y el Ministerio de Educación han cumplido con las mismas funciones, solo basta dar un vistazo a los textos escolares de historia y mirar sus noticias a diario.
  • Existe una figura posiblemente falsa -ya que nunca se prueba su existencia- llamada Emmanuel Goldstein, quien funge como líder opositor del régimen. A él lo culpan por todo lo malo que sucede y hacen creer a las personas que la miseria que viven es gracias a ese terrible personaje. En Venezuela se han creado diversos culpables para todo, eso sí, el sistema político siempre se absuelve. Entre los culpables hemos escuchado -de lado y lado- al Imperio Norteamericano, la burguesía, la derecha o los radicales, los infiltrados, los guerreros del teclado... pare usted de contar los códigos de la neolengua de estos seres.
  • El régimen tiene una fuerza de represión llamada Policía del Pensamiento, la cual se encarga de encarcelar o incluso asesinar a cualquier persona que muestre síntomas de resistirse al sistema. En Venezuela, fácilmente este sistema está representado por todos esos militares y policías que vuelcan sus armas contra la protesta legítima de los venezolanos; pero también entran en esta figura todos aquellos políticos que han entregado gente que protesta a la policía del régimen, pues la diversidad y los estratos de este mecanismo se pierden de vista como en Cuba.
  • Los medios de comunicación son controlados por el régimen y todo lo que se informa, usualmente, es mentira o son temas tergiversados. ¿No ocurre algo parecido aquí con los medios? ¿Expresan realmente la verdad que vivimos a diario los venezolanos?
  • El Partido Único Ingsoc -término dentro la neolingüística para referirse al Socialismo Inglés- es de tendencia socialista. No por casualidad, todos los partidos políticos venezolanos son socialistas también.

La reflexión es lo que nos hará libres de esta forma de pensar y hacer la política. Pensar jamás había sido tan importante en la historia de Venezuela: no vaya en contra de lo que acuerda su pensamiento con su corazón en estos temas.

Libertad o nada

Alejandro Ramírez @AlejoRzu de @Rumbo_Libertad
Alejandro Ramírez @AlejoRzu de @Rumbo_Libertad