Educación. Josué Martínez Loaiza

27.01.2018

Josué Martínez Loaiza


Esa fue otra de mis realidades apenas desperté.

Descubrir que había sido un producto pre-elaborado para un sistema, un orden y una sociedad, hoy considero más bien para un desorden.

Desarrollo, evolución y futuro fueron muchas de las interrogantes que me invadieron para luego simplemente descubrir que antes de caminar debía ver para donde iba y que obviamente los ojos estaban al frente por una razón lógica, "nadie camina mirando para atrás".

Estamos hechos para avanzar.

El éxito en la vida no se mide en cuanto dinero tengas acumulado.....

El éxito se expresa en cuanta felicidad tienes para dar.

El primer paso para lograr ese éxito es hacer lo que te gusta. ...

Realizar tus actividades con pasión y así no tendrás que trabajar nunca en la vida.

Lo que haces con amor no implica trabajo.

Cuando una persona fracasa en este objetivo es básicamente por el hecho de no saber realmente lo que quiere y para qué sirve en la vida.

Por eso, muchos estudian o viven para ser empleados, creen que piensan cuando a verdad solo repiten lo que otros les metieron en sus cabezas...

Mientras algunos descubrimos al despertar que nadie puede pagar nuestro valor y donde solo DIOS conoce cuanto valemos y generalmente ese valor es nada. Valemos tanto como nuestra fidelidad a El y su gran misericordia.

Por eso algunos dedican parte de su vida a crear para ganar y toman la mano de obra de los demás que solo repiten lo que les grabaron en sus cerebros, son copias y adoctrinan en las escuelas, son modelos en masa incapaces de ser creadores de caminos.

Ellos desean dinero. Nosotros deseamos cumplir nuestros sueños.

Ellos siempre serán empleados y NOSOTROS FELICES.

Rico no es quien tiene mucho, más es quien posee lo suficiente para ser feliz.

De Don Facundo Cabral aprendí que nací desnudo. Así que esta ropa que hoy cubre mi cuerpo ya es ganancia.

Y de la verdad aprendí que "Desnudo salí del seno materno y desnudo volveré a él" (Job 1, 21)

Lo mejor de despertar es el hecho sentirme inmortal así sea por un rato.

DANDO GRACIAS A DIOS SIEMPRE POR UN NUEVO DÍA.

Al final somos el resultado de miles de años de evolución únicos e irrepetibles, maravillosamente imperfectos y podemos mejorar o empeorarnos a nuestra voluntad.

La inmortalidad se mide en recuerdos y en obras que pudimos crear.

Un buen trabajo..

Una buena amistad.

Un buen amor.

Proceder correctamente, definitivo.

Somos tan inmortales como nuestra buena conciencia y corazón lo permitan.

La inmortalidad pesa tanto como sea nuestra conciencia feliz y todo se da en un segundo de heroísmo al vencer nuestros temores.

El amor es eterno y cuando una persona procede correctamente está abriendo las puertas a la perpetuidad.

Mi expresión al compartir el pensamiento de grandes personalidades no obedece a ningún proceso religioso, político y mucho menos parecer un copiador de ideas o peor aún, un común reproductor adoctrinado de escuela.

Reconozco que la sabiduría procede de DIOS y muchos han sido tocados en bendición, aunque muchos lo nieguen.

Considero que sin importar su condición social, étnica, religiosa, económica o lo que sea... Hombres y mujeres despiertos dieron ejemplo de identidad a naciones, estados y pueblos.

El mejor conflicto es aquel que no se da y la mejor evolución es aquella que nos lleva a mejorar.

La democracia no será un gran paraíso pero es un buen lugar para comenzar a crecer despiertos.


Del libro del autor: "Las historias de mi pueblo"